domingo, 12 de julio de 2015

Han pasado dos años. Poco o nada hay que ocupe más espacio que tu ausencia. Dicen que existimos mientras alguien nos recuerda. No sé los demás; yo no te he olvidado. Tu recuerdo sigue aquí. Pero me falta tu voz, me falta tu risa. Me falta la luz del sol reflejada en tus ojos azules que ya sólo puedo imaginar. Tu abrazo, que en mi memoria reside, acaba siendo demasiado escaso. ¿Por qué no aproveché, entonces, ese tiempo?
Existe un dicho popular que habla de que las buenas personas son las primeras en dejar este mundo. Ahora sé que es verdad, pero no deja de ser demasiado injusto.  

3 comentarios:

  1. Qué bueno que hayas regresado a escribir, me gustan mucho tus publicaciones. Ya estaba muy solo por aquí.

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno que hayas regresado a escribir, me gustan mucho tus publicaciones. Ya estaba muy solo por aquí.

    ResponderEliminar

#Una opinión, por pequeña que sea, me alegra el día :)