miércoles, 26 de diciembre de 2012


Necesitamos que alguien crea en nosotros y, te diré un secreto: ese alguien puedes ser tú mismo -aunque, en el fondo, también necesitas que sea otra persona. Se hace menos repetitivo y llena mucho más-.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

#Una opinión, por pequeña que sea, me alegra el día :)