sábado, 15 de septiembre de 2012

Dulzura. Nostalgia. Cariño. Y, de repente, odio. Tristeza. Inesperadas sorpresas. 
Corazón, globo sin aire.
Cúmulo. Ganas de llorar. Sonrisas falsas que trabajan de sinceras. Alcohol que traspasa la garganta; quema, y no es lo único.

2 comentarios:

#Una opinión, por pequeña que sea, me alegra el día :)