viernes, 6 de julio de 2012

Vivimos en un mundo donde todos presumen de tener las mismas oportunidades. En teoría. Seguro que ni tres cuartas partes se han puesto en la piel del otro. 
Ojalá existieran más de esas mejores oportunidades. O una especie de filtro para que todos probemos lo mejor.
Hipotéticamente, cualquier ser humano tiene derecho a; un derecho que, desgraciadamente, se queda demasiadas veces en lo escrito. Y, ¿mientras? Muchos de los que sí los tienen juegan con cada vez más mundo a un juego en el que si se equivocan nadie les regaña. Y... ¿Adivináis a quien sí?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

#Una opinión, por pequeña que sea, me alegra el día :)