sábado, 12 de noviembre de 2011

  Un amor, una carrera, una revolución: tantas empresas que comenzamos ignorando su resultado. - Jean Paul Sartre

La pareja no deja de parecerse a una empresa. Un proyecto en común, con grandes espectativas. Muchas formas diferentes de hacer las cosas, pero un objetivo común. Ideas e ilusiones, sobre todo miles de ilusiones. Multitud de pequeños trabajadores que son los pequeños grandes detalles con los que se mantiene viva la relación, que forman parte de la base. Actividad natural, beneficios en sentimientos, ingresos en forma de caricias, e incluso, momentos de crisis. Azúcar y pimienta.
Creo que lo más interesante de la metáfora recae en la comparación que se puede establecer con los conceptos de trabajador a corto plazo... O a largo plazo. ¿Tú a cuál aspiras? Porque si me preguntas a mi, te afirmaré casi sin detenerme a pensar que el camino largo es el mejor, aunque el corto sea el más fácil, que es lo que opina tanta gente que asusta contarla...
Obviamente el segundo requiere muchísimo más esfuerzo, incontables horas de trabajo común diarias, aún más incontables ganas, y sobre todo amor, mucho amor.
Tantísimo como para no rendirse y tirar la toalla al primer tropiezo. Demasiado como para amar lo que haces tanto o más como el primer día. La empresa es la mejor amiga del hombre; ella le lleva a realizar los anhelos más profundos de su corazón. Ahora cambiad el término pareja por empresa. ¿También es cierto, verdad?
En cualquier caso, pareja y/o empresa, como lo amamos, será un éxito. ¿Que por qué lo sé? Porque si hay algo que todo el mundo debe hacer, es realizar aquello que siente. Hacer sólo lo que ama. Así será feliz. El que hace lo que ama está benditamente condenado al éxito, que llegará cuando deba llegar, porque lo que debe ser será, y llegará naturalmente.
Y, con el despiste, se me olvidaba lo más importante: nuestros clientes. Los de nuestra empresa. La razón de su existencia: nosotros, y amor.
Siempre me gusta pensar, como dijo el gran Ortega, que los hombres no viven juntos porque sí, sino para acometer juntos grandes empresas.
- - - - -
Pdt. Soy consciente de que siempre se puede mejorar. Se pueden añadir muchísimos más detalles que indiquen porqué son parecidas ambas cosas, pero no quiero aburrir más de la cuenta. :P Y Gracias a todo el que se pasa de vez en cuando. Como quizá hayan advertido algunos curiosos -curiosos como yo, pero no creo que tanto jaja- me he cambiado el nick. Llevaba ya tiempo queriendo hacer algo así. Creo que es un cambio a mejor, ahora es más personal. Sí: me gusta demasiado. :) Gracias otra vez.

3 comentarios:

  1. Me encanta mi amor, trabajando estoy, y no creo que el éxito sea una única meta, para mí el éxito es la felicidad que obtienes cada día, cada día que te esfuerzas en tú pareja y tú pareja te bendice con felicidad es un éxito diario. Te amo.
    PD: Y cada día intentaré trabajar más, hacerlo mejor que el anterior.

    ResponderEliminar
  2. Que comparación tan curiosa, ¡nunca se me había ocurrido!
    Por cierto, me encanta la cita de Sastre. <3

    ResponderEliminar
  3. a mi no me aburres, al contrario, me encanta
    hacía tiempo que no veía un blog así con textos tan bonitos y profundos

    ResponderEliminar

#Una opinión, por pequeña que sea, me alegra el día :)