martes, 15 de noviembre de 2011

'Es necesario aprender lo que necesitamos y no únicamente lo que queremos'. - P. Coelho
- ¿Y qué es lo que necesitamos? - Como seres sociales que somos: a las personas.
Eso habría contestado hace poco. Ahora afirmo que sí, obviamente, necesitamos a las personas,  pero si algunas van a estar a nuestro lado en cuerpo y no en alma, no las necesito tanto como yo creía. Es la cruda realidad. Observar que hay quien está para reirte las gracias -si acaso-, que se las rías tú a él y, sobre todo, porque le conviene. Conviene tener a alguien tan bueno y tan tonto que aprecie tanto su compañía como para nunca negar un favor, o cualquier cosa que se le parezca.
La vida, sin embargo, nos acaba aconsejando que tarde o temprano hay que aprender que si alguien te quiere, estará siempre cuando lo necesites.
Alguien que no está casi nunca, debería llegar a tener jamás la justificación de que lo ayudes. No debería obtener tu ayuda.
Tarde o temprano, el dar, dar, dar y no recibir... acaba cansando. Triste es, pero no ayudes a quien no estaría dispuesto también a darte su mano. No es fácil, pero la vida tampoco lo ha sido nunca.
Ts. No sé para qué digo tanto. En el fondo no soy tan egoísta... Y no estoy muy segura de poder llegar a serlo, tampoco.

1 comentario:

  1. Creeme, dar y no recibir acaba quemando y mucho. He conocido a gente que lo daba todo por las personas a las que querían y ahora las miro y son super egoístas, completamente irreconocibles. Me ha gustado mucho la entrada, tiene mucha razón :)

    ResponderEliminar

#Una opinión, por pequeña que sea, me alegra el día :)