domingo, 30 de octubre de 2011

Nunca te aferres a que no quedan esperanzas de nada. No te deprimas, por muy frustrante que sea el mundo y sus personas. No ha pasado apenas tiempo en relación a lo que todavía te queda por vivir. No te angusties, no lo mereces. No parlotearé más palabras, pero seguiré sosteniendo un no a la quema de esperanzas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

#Una opinión, por pequeña que sea, me alegra el día :)