domingo, 30 de octubre de 2011

Haz a todo el mundo lo que te gustaría que te hicieran a ti. Y hazlo por partida doble si es alguien que de verdad se lo merece. Los rencores existen porque tiene que existir de todo. Pasa lo mismo con las personas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

#Una opinión, por pequeña que sea, me alegra el día :)