viernes, 30 de septiembre de 2011

'Al mundo entero le hablaré de todo lo que es mío de ti.' - Sergio Dalma.

En aquel instante pensó, ¿y si en vez de planear tanto voláramos un poco más alto? Y lo hizo. Un susurro. Dos palabras pronunciadas que acariciaban su piel.  Un placentero escalofrío. Dos, nada más, pero hacían que respirara con su voz, que se bañara en sus ojos. Un océano de sensaciones que despiertan y una sonrisa que no puede pecar más que de absoluta franqueza... Y de las nueve letras que conforman 'felicidad'

No hay comentarios:

Publicar un comentario

#Una opinión, por pequeña que sea, me alegra el día :)