jueves, 7 de julio de 2011

Sigue así o cambia la situación.
¿Qué creías? ¿Que iba a ser diferente? Todo se reduce a esa sensación extraña. Te sientes desplazada, alejada del universo de aquellas personas. Las mismas que forman parte de tu universo. Las mismas por las que lo das todo. Pero, ¿qué ocurre cuando no es recíproco? La vida debería venir con un puto tope que nos informara de hasta cuándo seguir. Como carece de él, resignémonos. Y sigamos y si la situación sigue igual, va a ser el modo de ver las cosas el que va a cambiar. Vamos a ir de poco... a mucho. Con quien lo merezca.
Sobrellevando que hasta quien lo merece, puede ser presa de un espejismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

#Una opinión, por pequeña que sea, me alegra el día :)