martes, 19 de julio de 2011

Hay quien nace con la habilidad de aguantar largo rato bajo el agua o hacer malabarismos con quince botellas. Pero también hay quien aguanta a alguien sólo por interés. Únicamente porque, si no, estaría solo. O porque, si no, no conseguiría algo que desea, no por sentimiento, sino, más bien, por interés. Ante ello no sé si refugiarme o sentir pena.

1 comentario:

  1. Esas son las falsas, qe se mueven por interes, hay muchas por el mundo!
    Espero que te pases por mi blog pronto, el tuyo me encanta!

    ResponderEliminar

#Una opinión, por pequeña que sea, me alegra el día :)