jueves, 21 de julio de 2011

Había una vez una niña que vivía en un mar imaginario. Se vestía de espuma, se bebía las olas, se mecía en el aire entre marea y marea. Jugaba con los peces, y de los tiburones se burlaba. Vivía, sí, en su mar imaginario.

1 comentario:

  1. Que lindo :) hiciste que me imaginara la playa y todo lo hermosa que es ella

    ResponderEliminar

#Una opinión, por pequeña que sea, me alegra el día :)