miércoles, 4 de mayo de 2011

Yo sí creo en este toque eterno.

Creo en la magia.

Y en que, aunque el efecto no es eterno, puedes detener el tiempo. ¿Sabes por qué?

Porque el tiempo se detuvo en ese instante.

En ese, y no sólo en ese. También en aquel. Y en aquel otro, de ascendente ritmo especial.

Creo en la magia y lo repito, y repetiré.

2 comentarios:

  1. guuau!! me encanta de verdad, yo tambien creo en la magia aunque solo sea momentanea de ese instante perfecto =)
    un beso desde http://eldeseodenuncajamas.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  2. pues yo intenté parar el tiempo muchas veces.....y no funcionó..... ):

    ResponderEliminar

#Una opinión, por pequeña que sea, me alegra el día :)