lunes, 23 de mayo de 2011

Una cosa son las expectativas y, otra, la realidad. Está claro. Habrá ocasiones en que la realidad las supere con creces, pero no siempre. Supongo que es el riesgo del que vive. Quizá te invada la rabia o la desilución... Pero no eres el único.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

#Una opinión, por pequeña que sea, me alegra el día :)