lunes, 23 de mayo de 2011

Me gustan las cosas perfectas, a secas.
Y con perfectas no me refiero a la perfección, porque no existe la perfección universal.
No. Me refiero simplemente a eso que, a tus ojos, es perfecto.
Me gustan las cosas perfectas, sí. Y también me siento orgullosa de diferenciarme de las clases de personas que hablan de perfección relativa. Yo hablo de humilde perfección. No del típico 'es perfecta para...'
No. Simplemente, es perfecta. Y no la quiero porque es perfecta, es perfecta porque la quiero.

1 comentario:

  1. me ha encantado esa ultima frase: "es perfecta porque la quiero". Una persona con miles de defectos puede llegar a ser perfecta para nosotros, si conseguimos ver sus defectos como virtudes.

    Por otro lado yo también soy muy metódico...

    ResponderEliminar

#Una opinión, por pequeña que sea, me alegra el día :)