jueves, 28 de abril de 2011

Tal vez...

Tal vez es esa manía ridícula de querer hacerlo todo bien.

Tal vez sea el miedo a volver a equivocarse.

Tal vez sea la necesidad imperiosa de sentir al cien por cien que no se equivoca.
Se tapa los ojos con una mano, al tiempo que los cierra. Siente que, en algunos momentos, tanta inseguridad le puede. Baja la cabeza y se pregunta si en realidad siempre ha sido así, o si lo vivido le ha pasado demasiada huella. Problablemente no sea ni un motivo ni otro, o, incluso, hasta puede que sea una mezcla. Pero, lo cierto es que tanta inseguridad le jode. Por ello, habrá que pararla de algún modo. -Sea cual sea, claro-.

2 comentarios:

  1. Odio la inseguridad..en serio eh!
    muy buena entrada (:
    Un besito!

    ResponderEliminar
  2. Hay que tomar a la inseguridad y guardarla en frascos y aventarla al mar para que se valla lejos muy lejos y nunca regrese.

    ResponderEliminar

#Una opinión, por pequeña que sea, me alegra el día :)