sábado, 23 de abril de 2011

¿Imprescindibles?

# Algo desolador es sentir que no somos imprescindibles, que lo somos durante un tiempo para alguien y, de repente, ya no.

Como ese agricultor que plantó unos olivos con toda la ilusión. Cuidó de ellos, obtuvo recompensas, buenos y malos ratos. Y ahora, sin embargo, ¿qué queda de ellos? Han sido cortados, arrancados, quemados. Ya sólo quedan algunas cenizas sobre la tierra.

Siempre quedan cenizas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

#Una opinión, por pequeña que sea, me alegra el día :)