domingo, 23 de enero de 2011

Rayos de sol.

# Siempre que paso por un pequeño rincón de mi tierra, me encuentro con un olivar cuyo suelo está cubierto de agua. Los pobres olivos han sufrido la tormenta, al igual que los humanos. Ya son semanas & semanas las que han pasado, & siguen ofreciéndome esta estampa.
Eso me hace pensar en que ellos sólos no son capaces de desprenderse de toda aquella agua que les ayudaría a vivir si no fuera porque es en exceso. Lo bonito de todo esto es preguntarse: ¿entonces? ¿Por qué no absorven todo el agua? La respuesta es simple. Necesitan calor.
No pueden solos.
& ese calor lo obtienen en forma de luz. De rayos de luz que, poco a poco, comienzan a vislumbrarse entre tanta tormenta.
---
(Gracias, pequeños rayos de sol)
:)

4 comentarios:

  1. Genial no... LO SIGUIENTE!!

    I love youuu cariii!! ;) jeje

    ResponderEliminar
  2. He leido muchas de tus entradas y me parecen increibles! te sigoo, si no te importa :) bss

    ResponderEliminar
  3. Claro despues de la tormenta siempre sale el sol.
    besos♥ te sigo

    ResponderEliminar

#Una opinión, por pequeña que sea, me alegra el día :)