miércoles, 13 de octubre de 2010

Manzanas.

Las mujeres son como manzanas en los árboles…
Las mejores están en la copa del árbol.
Los hombres no quieren alcanzar las mejores,
porque tienen miedo de caer y herirse.
En cambio,
toman las manzanas podridas
que han caído a tierra
y que aunque no son tan buenas,
son fáciles de alcanzar.
Así que las manzanas
que están en la copa del árbol,
piensan para si,
que algo esta mal con ellas,
cuando en realidad,
“Ellas son grandiosas”.
Simplemente
tienen que ser pacientes y esperar
a que el hombre correcto llegue,
aquel que sea lo suficientemente valiente
para trepar hasta la cima del árbol por ellas.

2 comentarios:

  1. Eso es extremadamente cierto, muchas veces creemos que no somos lo suficientemente atractivas o interesantes como para que alguien se interese realmente en nosotras ¡Que error más grande! Si supiéramos lo especiales que realmente somos no tendríamos tantas inseguridades.
    Me encantó lo que escribes ;)

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Un pequeño consejo , no esperes a que él trepe, ayúdalo bajando un poco ó tal vez indicándole donde está la escalera.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

#Una opinión, por pequeña que sea, me alegra el día :)