domingo, 13 de enero de 2019

«Tan sólo quería ilustrar
que quiero arriesgarme a conocerte» 

el miedo al fin (no) cayó, al fin (no) cedió, pero ese es el riesgo
si lo he empeor(ad)o aún más
«que bajen tus labios y me callen».
Quiero protagonizar tus carcajadas pero por favor no te marchites nunca.

sábado, 12 de enero de 2019

Si te hace sonreír es bueno.
Si te hace reír aunque lo odies, es mejor que bueno.
No sé a dónde llevará esto, pero vale la pena tu risa sincera.

viernes, 11 de enero de 2019

sábado, 5 de enero de 2019

No me traigáis nada. Si es posible, no os llevéis a las personas que quiero.

viernes, 4 de enero de 2019

Las mejores cosas que tengo en esta vida no las he dicho, las he hecho.
Las mejores historias se dibujan en la piel.
Tengo un elefante sentado en el pecho y no sé cómo decirle que se calme para siempre. Si tecleo un poco más, me mira y por fin hay algo parecido a la esperanza. 
Cálmate.
Cúrate.
Vete.
Soy suficiente.
Aunque una voz en off no me diga que lo soy.

jueves, 3 de enero de 2019

No sé lo que va a pasar, pero espero que encuentres a alguien que sepa cómo de raro es encontrar a alguien como tú.
Nos rompen.
A veces en el silencio pueden oírse los crujidos de alguien que se ha roto.
A veces ese alguien eres tú, y no sabes ni cómo te siguen quedando algunos pétalos.
Nos rompen.
Nos quiebran.
Nos hacen pedazos. Hacen pedazos todo.
Pero romper no es estropear. Las cicatrices no son desperfectos.

(Nada vuelve a ser igual después de romperse, pero no puedes decidir 
no volver a romperte nunca más.
No puedes evitar lo inevitable.
No puedes dejar de sentir.
Si no sientes, no vives, 
y es mejor sentir que pensar, 
aunque algunas veces nos rompan 
y pensar te parezca lo más adecuado).

miércoles, 2 de enero de 2019

La veo a ella y te miro a ti, y no comprendo nada pero algo hace clic en mí. Qué puedo hacer yo. A veces tengo la sensación de que no hay nada que hacer por mucho que me esfuerce una parte de ti pertenecerá para siempre a ella como una parte de mi pertenece a todas las personas con las que me he cruzado. Pero eso está bien, ¿no crees? Forma parte de quiénes somos.
El vacío me aterra. El no ser ya de por sí es horrible, pero el no ser nada para nadie nunca más me destroza.

lunes, 31 de diciembre de 2018

¿A quién le dedicas el último minuto del año, el último pensamiento?
(Cuida a esa persona).

sábado, 29 de diciembre de 2018

Con todo, este año he entendido que ser y estar son cosas distintas.
Que siempre seremos, aunque no estamos siempre juntos.